Caza deportiva

CAZA DEPORTIVA

La caza, o también llamada actividad cinegética, es considerada como deporte. Se la denomina como la acción de matar a un animal no humano, salvaje o criado para ello, llevándolo a cabo de formas distintas, pero principalmente mediante un disparo.. El objetivo de la caza es matar el mayor número posible de animales. Cuando un animal ve a un depredador natural (león-gacela por ejemplo) sabe que debe huir. Cuando ve a una persona con un arma, muchas veces se queda mirándolo sin verlo como un peligro. Simplemente queda apretar el gatillo y matar. Muchas veces, una vez muertos, se les corta la cabeza, se diseca y se cuelga en la pared, o sólo la base del cráneo con los cuernos, o se usa la piel a modo de alfombra o tapiz.

Esta sección pretende dar a conocer los animales usados para cazar, así como los cazados, y los aspectos generales de esta práctica, que no deja de ser una forma más de explotación y asesinato de animales, esta vez por mera diversión, donde, como siempre, y a excepción de algunos accidentes, los que salen perjudicados son los animales no humanos.

Tipos de caza

Podemos diferenciar distintos tipos de caza, principalmente se clasifican por caza mayor y la caza menor, siendo la primera destinada a la caza de animales no humanos de un mayor tamaño, y la segunda a animales más pequeños.

Caza mayor:

Monteria: se delimita una zona para la caza (entre 250 y 600n hectáreas),  se colocan unos puestos que serán las zonas delimitadas para cazar, entre ellas en alguna ocasión se posibilitan más puestos. Desde los puestos sueltan a las rehalas, son las perras mestizas utilizadas para la caza mayor, con el objetivo de espantar a los animales no humanos que se encuentren en el perímetro, pasen por algunos de los puestos, para poder ser asesinado. La montería es una operación diseñada para batir el mayor número de animales con el menor esfuerzo posible.

Rececho: se persigue al animal sin que se dé cuenta hasta estar cerca suya y pegarle un tiro.

Espera: como su nombre indica, se espera a que el animal pase por donde está la cazadora para dispararle.

Otro tipo de caza es la batida, que es muy parecida a la montería, pero sustituyen a las perras por humanas.

Caza menor

Caza acuáticas: se colocan unos puestos en barriles o bacas fijas en una superficie acuícola entre juncos y malezas, allí en donde se encuentran las aves donde tienen sus comederos o refugios, y allí es donde las disparan y matan.

caza-acuática

Lanceo: es un tipo de caza que va dirigida a matar al jabalí. Además utilizan perras y caballos para la captura. Utilizan unos  tipos de lanzas (“garrochas”) de unos 3 metros y terminadas en punta.

 

lanceo

 Otros tipos de caza menor son el ojeo, la caza en mano y la perdiz de reclamo.

Otras modalidades

Otras maneras de caza son: la caza con arco, cetrería, contrapasa, perro y hurón, conejo con podenco ibicenco, ronda, silvestrismo, vaqueo, zorzales con red, caza en barraca, parany, filats… todas estas formas de acabar con la vida de un animal no humano pueden encontrarse en cualquier buscador de internet, incluyendo imágenes y vídeos de cómo se lleva a cabo.

Caza furtiva

Se cazan elefantes, cocodrilos, leopardos, y todo tipo de animales salvajes que luego son utilizados para ser vendidos por trozos en el mercado negro: pieles, marfil, huesos, cabezas…

Esta forma de caza también está motivada para consumir la carne o por conseguir el trofeo de cazar animales exóticos y raros de encontrar.

 

Especies de animales cazados

Caza mayor: Jabalíes, ciervos (o venados), lobas, corzas, gamos, muflones, rebecos, cabras monteses, arruí y otros animales de mayor tamaño.

 caza-jabalie

Caza menor: Conejo, liebre, zorro, corneja negra, faisán, grajilla, paloma bravía, perdiz roja, urraca, zorzal charlo, colín de California, colín de Virginia, avefría, becada, codorniz, estornino pinto, paloma torcaz, paloma zurita, tórtola común, zorzal alirrojo, zorzal común, zorzal real, agachadiza común, agachadiza chica, ánade friso, ánade rabudo, ánade real, ánade silbón, ánsar común, cerceta carretona, cerceta común, focha común, gaviota argéntea, gaviota patiamarilla, gaviota reidora, pato colorado, pato cuchara, porrón común y porrón moñudo. Este listado puede variar según la región de España.

caza-menor

Caza furtiva: como se ha dicho anteriormente esta caza tiene como fin matar animales como cocodrilos, elefantes,… Son utilizados tanto  para carne como para marfil, pieles, etc.

 

Animales no humanos utilizados para la caza

La caza también promueve el negocio de cría desmedida y la compra-venta de animales como si fueran mercancías inertes y todo lo que esto lleva asociado (ver en apartado: animales con los que convivimos)

Perras:

Se crían gran cantidad de perras para la caza al año. Las que no sirven para cazar (les dan miedo los disparos, no son obedientes, etc.) son abandonadas, ahorcadas en un árbol, encadenadas sobre sus propias heces, apaleadas… Ése es el fin de miles de perras de caza cuando al cierre de la veda, su presencia no resulta ya más que un incordio.

En la vida de los que sí valen para poder cazar hay de todo, desde el cazador que vive con sus perros de caza hasta quien alquila una finca o una nave, la llena de jaulas y llena las jaulas de perros

El transporte se realiza en diminutos remolques detrás del coche, durante los kilómetros que haga falta para llegar al lugar de la matanza, hasta varias perras  en el mismo remolque. Es frecuente que después de la caza también se les deja bastante tiempo en el remolque mientras las cazadoras se van a tomar algo, con el consiguiente estrés y sufrimiento que esto conlleva para las perras.

 

image017 image015

Las 2 fotos superiores son de Sierra Morena, 7 de febrero de 2010

Los cazadores matan cada año 50.000 galgas en España. Cuando ya no sirven para cazar o correr, son asesinados con inyecciones de lejía, ahorcados, tirados a pozos, quemadas…

Son muchos los perros de caza que cada día son abandonados cuando sus “amos” deciden que ya “no les sirven” para los fines para los que fueron educados. Y lo peor del abandono es que la mayoría de las veces se encuentran en un estado lamentable, pues han sido maltratados o torturados por esos que se hacen llamar “sus dueños”, o simplemente abandonados a su suerte por las carreteras y los montes. Muchos también se pierden.

image019

Abandonan individuos jóvenes a los que aún no han puesto el chip (microchip RFID con los datos de la “dueña” del perro para poder identificar y devolver al perro si se pierde, o denunciar a la “dueña” si le abandona o le mata) y no les sirven para la caza; una vez que se lo ponen, las opciones que les quedan son cortar el cuello y sacar el chip o matarles y quitárselo. Cuando el animal es mayor y lo abandonan después de haberles servido para la caza, las cazadoras que según ellos querían al perro les pegan un tiro, una muerte rápida; si consideran que no merecen este tipo de muerte (en función de cómo valore el cazador la labor del perro) les ahorcan de un árbol poniéndoles un palo abajo o tocando el suelo con una pata para que no mueran en el momento, o les atan a un árbol dejando la cuerda unos centímetros más corta del sitio donde les ponen comida y agua para que se ahorquen ellos.

Galgos, bracos, pointers, podencos, etc., razas que gozan de gran popularidad debido a su absoluta lealtad, buen carácter y obediencia (por algo fueron elegidos por las cazadoras) y, sin embargo, son rechazados cuando ya no sirven para cazar.

Hurones:

Se utilizan para la caza de conejos o liebres, ya que tienen una gran habilidad para entrar en las madrigueras. Dependiendo de qué Comunidad Autónoma hablemos, la caza con hurones se basa en una norma u otras, como por ejemplo en las Islas Baleares está prohibida. Sin embargo en otras comunidades también se han prohibido la caza con hurones, pero permiten hacerlo si se tiene permiso de la Consejería y si hay una “plaga” de conejos o liebres

Aves rapaces:

ave-rapaz

Se le llama cetrería y se utilizan para capturar aves y cuadrúpedos generalmente pequeños o medianos (conejas, liebres…). Estas aves pasan sus días atadas a palos o metidas en jaulas, esperando a que los cetreros quieran disponer de ellas para su uso y disfrute.

Caballos:

Los caballos son utilizados para una de las modalidades de caza, que es el del Lanceo. Las cazadoras se suben encima de la yegua o caballo, con todo lo que esto conlleva, para perseguir al jabalí que será matado por unas lanzas.

 

Aspectos ecológicos y de la naturaleza

La munición utilizada por las armas de caza está fabricada con plomo en su gran mayoría. Según las científicas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), sólo en Europa las cazadoras disparan cada año más de 40.000 toneladas de munición (200 millones de cartuchos). Cada cartucho contiene unos 30grs de plomo (los más empleados son los de 32grs, aunque los de 28 y 36grs son también muy utilizados) en forma de unos 250 perdigones (el número de estos varía entre 68 y 1170 en función de su diámetro), así que en España se dispersan cada año unas 6000 toneladas de plomo en forma de unos 50.000 millones de perdigones.

Como consecuencia de esta contaminación masiva, se estima que entre 30.000 y 50.000 aves acuáticas mueren cada año víctimas del plumbismo, que es el fenómeno de envenenamiento que se produce al ingerir las aves los perdigones de plomo que proceden de los cartuchos utilizados por los cazadores. Las aves los ingieren confundiéndolos con las piedrecitas que les ayudan a digerir el alimento. Estos perdigones quedan retenidos en la molleja del ave, que es el lugar donde se produce la molturación o trituración de la comida. El plomo se desgasta o se disuelve en los jugos gástricos absorbiéndose una cierta cantidad por el organismo, a los pocos días aparecen los primeros síntomas, problemas digestivos y neuronales, que provocan diarreas y pérdida de equilibrio. Muchas de estas aves mueren en poco tiempo escondidas entre la vegetación.

En España, esta es la primera causa de muerte de animales por intoxicación. Esta situación se agrava en los humedales, ya que en España, con pocos humedales aunque muy importantes, la cifra estimada es de 50 toneladas de plomo depositado en humedales anualmente; sin embargo, ello nos ha llevado a tener una de las concentraciones de plomo más altas del mundo en humedales, con las consecuencias que ello tiene para los animales que allí habitan.

Las cazadoras alegan que mantienen el equilibrio ecológico con la práctica de la caza, realizando el papel que harían los predadores naturales.

No se tiene en cuenta que fueron ellas quienes acabaron a tiros con los grandes predadores. Además, siguen asesinando sistemáticamente a los pequeños predadores que les puedan “robar” sus “capturas”, puesto que el control de estos es una medida de gestión habitual en los cotos de caza.

Muchos animales son heridos y mueren agónicamente. Se mata a madres e hijos, e incluso a familias enteras. Se destrozan una vez tras otra los grupos ya constituidos de animales, con los perjuicios que esto supone para las supervivientes.

Las actividades cinegéticas (todo lo relacionado con la caza) representan una industria más de explotación animal. En ella se ha aumentado la intervención del ser humano sobre las especies de caza orientada no sólo a extraer individuos sino a favorecer su producción.

El 85% del territorio Español es coto de caza, si a esto le quitamos las ciudades, ¿Qué nos queda? Si una persona que pasea por el campo, siendo este un coto de caza, resulta herida o muerta por un disparo de una cazadora, se considera un accidente de caza, culpa de la persona que paseaba por el campo. Teniendo en cuenta el dato anterior, pasear por el campo se convierte en una actividad bastante restringida, en favor de las cazadoras (fuentes de ingresos) y en detrimento de las demás personas.

También si vas paseando por el campo encontrarás los restos de los cartuchos tirados en el campo, con el plomo del que están hechos contaminando todo a su alrededor.

Muchas veces, por error (si no, sería caza furtiva), también se matan animales protegidos y en peligro de extinción.

La caza en España

Se estima que los cazadores realizan 250 millones de disparos cada año en las temporadas de caza legales, esto es sin contar con la caza furtiva. Las zonas en las cuales está permitidas cazar son más del 85% de los territorios del país, por ejemplo, sólo en Andalucía el número de cotos de caza es más de 9000, seguida de Castilla y León y Castilla la Mancha.

image021-1024x6793

Los animales asesinados en la caza menor (en la cual entendemos que se matan a animales  no humanos de menor tamaño como son el conejo, perdiz,…) entre el 2010 y el 2011 rondan en una cantidad de 21.056.643 animales no humanos. Y en la caza mayor (en la cual matan animales no humanos de mayor tamaño como es el ciervo, jabalí…) se estima, entre los mismos años, una cantidad de 411. 649 de muertes.

Otras fuentes estiman en 30.000.000 los animales asesinados anualmente en cotos de caza públicos y privados.

Algunas de estas cifras difícilmente se ajustan a la realidad, ya que si “calculamos la relación entre el número de cazadoras-en torno al millón- y las piezas abatidas, nos encontraríamos de nuevo con la consumada desigualdad. Porque apenas tocarían a una pieza por jornada hábil y cazador/a, cuando de todos es sabido que algunxs cazan hasta varios centenares de animales al año”.

Cabe destacar que el estado español es el único de la UE en el que aún se permite la caza con galgos.

Por otro lado, la caza furtiva es una realidad en España, es un negocio que mueve mucho dinero y que tiene redes bien estructuradas, cuyo objetivo principal, además del fin económico, es lograr buenos trofeos. Como ejemplo de lo lucrativo que puede resultar el furtivismo, el precinto (sistema para acreditar la legalidad de la pieza de caza abatida) para ‘tirar un lobo’ puede costar 9.000 euros, y obtenerlo de forma furtiva, 3.000 euros, según el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).

La caza furtiva se da en muchas zonas del estado español. Si se trata de cabra hispánica, el furtivismo se concentra en Gredos (Ávila); si se buscan lobos, en el norte, y si se quieren rebecos, en la Cordillera Cantábrica.

Es común llevar a los hijos e hijas, para enseñarles a matar animales. De manera transversal aprenden la violencia, el asesinato, la injusticia, la dominación sobre el débil, el poco valor de la vida, que los animales son objetos a nuestra disposición sin sentimientos ni intereses, el maltrato animal, etc.

Aspectos económicos de la caza:

En el estado español hay 980.00 cazadoras comprando armas, perras, licencias, alquilando cotos, pagando tasas… Además existen las cazadoras pagan anualmente 76 millones de euros. Además, por la utilización de las tierras cinegéticas pagan 86 millones de euros más. Las licencias de caza y pesca, en el año 2013, suben una 60%.

Sólo en Europa la caza produce anualmente 10 billones (10.000.000.000) de euros de beneficios.

Por lo tanto, podemos observar que la caza es un gran negocio, que produce beneficios a costa de las vidas de muchos animales no humanos.

En la actualidad…

En Castilla la Mancha nos encontramos con un anteproyecto de caza, que se intenta hacer camino y se encuentra en un proceso de aprobación, este gira en torno a la concesión de mayores privilegios para los cazadores y potenciar la comercialización en este aspecto, y desde otro punto de vista, la mayor vulnerabilización de las animales no humanas (más de las que ya tienen).

Algunos de los puntos que trata este anteproyecto son, la permisión de la caza de animales no humanos como son perros y gatos justificándolo con “razones sanitarias, daños o equilibrio ecológico”, autorizar algunos tipos de caza no permitidos en la actualidad como el lanceo con el jabalí, uso de perros madriguera para cazar  zorros o hurones para cazar conejos, así como, la permisión de métodos masivos  de animales no humanos criados en granjas.

Estas son solo algunas clausuras de este anteproyecto, el cual afecta a todas las animales no humanas tanto las que son asesinadas como las que son utilizadas como recursos.

 

 

Fuentes:

www.wikipedia.org

www.20minutos.es

Agencia EFE.

FAPAS (Fondo para la Protección de los animales Salvajes), stopcaza.org, FACE (Federación de las Asociaciones de Caza y Conservación de la Fauna Silvestre de la UE) Annual Report 2006-2007.

SOS Galgos.

http://www.mma.es/portal/secciones/biodiversidad/montes_politica_forestal/estadisticas_forestal/produccion_2006.htm

Protectora Huellas.

http://www.armeriaoscar.com

“El empleo de plomo en deportes como causa de intoxicación y de contaminación”, Raimon Guitart y Rafael Mateo. Laboratorio de Toxicología, Universitat Autónoma de Barcelona e Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos, CSIC-UCLM-JCCM

http://www.elsoto.org/plumbismo.htm

http://www.agentesforestales.net

“Cazar en España”. Artículo de Joaquín Araújo para El País.

Instituto Nacional de Estadística (INE).

“ Evolución : la base de la biología”, coord. por Manuel Soler, 2002. Capítulo 21, pags 373-388, “Consideraciones Evolutivas en la Gestión de Especies Cinegéticas”, por Juan Carranza y Juan Gabriel Martínez, Cátedra de Biología y Etología. Facultad de Veterinaria. Universidad de Extremadura y Departamento de Biología Animal y Ecología. Facultad de Ciencias. Universidad de Granada

http://www.lavozderioseco.com/

http://www.asiccaza.org/el-sector-de-la-carne-de-caza/el-sector-en-cifras.html

“ ¿Son selectivos los controles de predadores en los cotos de caza?”, J. Duarte y J. M. Vargas, Depto. Biología Animal. Fac. Ciencias, Univ. Málaga. Campus de Teatinos. 2001.

FACE (Federación de las Asociaciones de Caza y Conservación de la Fauna Silvestre de la UE).

Este artículo pertenece a la/s categoría/s Entretenimiento, Inicio.