Fiestas

FIESTAS POPULARES

Cada año, se organizan en España entre 3.000 y 16.000 fiestas populares en las que se utilizan unos 60.000 animales.
Con el beneplácito de las autoridades religiosas y civiles, poblaciones enteras, niños incluidos, participan en fiestas donde la crueldad y la vejación son la norma.

Equinos

-          En Vilanova d’Alcolea (Castellón) se hace pasar a los caballos sobre el fuego de unas grandes hogueras.

-          En Villanueva de la Vera (Cáceres) la “fiesta” del Burro de Pero Palo consiste en arrastrar un burro por las calles donde miles de personas le tocan y acosan. El animal suele caer al suelo en numerosas ocasiones exhausto.

 

peropalo

 

- “Rapa das Bestas”: Desde finales de junio y a lo largo de todo el verano tiene lugar en numerosos pueblos de Galicia la llamada “Rapa das Bestas”. En esta cruel actividad, cientos de caballos son encerrados en los ‘curros’ (recintos delimitados por vallas). Una vez  que se encuentran sin posible escapatoria, los animales son asaltados por una enardecida multitud que con gran agresividad acorralan a los animales para trepar a ellos y cortarles la crines con unas tijeras sin otro motivo que puro afán de demostrar dominación. Aparte del enorme estrés al que son sometidos, los caballos sufren  daños y golpes, ya sean los que les propinan los propios participantes o los que se producen entre ellos mismos al correr en estampida tratando de huir del tumulto. Además,  por si ello no fuera suficiente se marca a los caballos con un hierro candente que se hunde sobre la piel de estos animales provocándoles terribles y dolorosas quemaduras. La más conocida es la “Rapa das bestas de Sabucedo”, en el Ayuntamiento de La Estrada, que dura tres días: el primer sábado, domingo y lunes del mes de julio.

rapa mondo

-          Festividad de la Virgen del Rocío: cada año mueren de media unos veinte caballos en la festividad de la Virgen del Rocío, que se celebra en la localidad de Almonte (Huelva) el lunes siguiente al domingo de Pentecostés (en 2013 será el 20 de mayo). Los devotos acuden en gran cantidad a la ermita del Rocío y para ello usan caballos, ya sea como monturas o tirando de carros y carretas. Debido a la sed, al agotamiento y a las duras condiciones a las que son sometidos en su cruel peregrinación, atados al sol y recibiendo golpes para que sigan caminando a pesar de que su extenuación, los caballos fallecen y son abandonados en las cunetas del camino. En muchos casos los caballos muertos han sido alquilados previamente como si de coches se tratara. En la edición de 2012 murieron más de una docena de caballos.

carreta

-          Carruseles de ponys: durante algunas fiestas se establece un carrusel formado por ponys, estos son obligados a dar vueltas durante horas con niños encima suya, teniendo además que soportar la alta música, luces… Suelen desarrollar enfermedades en la espalda, trastornos y dolencias.

0005089b

 

Patos

patoalagua cin caras

-          Los “patos al agua” consiste  en soltar patos en el puerto y que los habitantes se lancen al agua a capturarlos por todos los medios, esto se celebra en L’Escala (Girona) y en Sagunto (Valencia). 

 

 

 

Corderos

-          En la fiesta de Sant Joan Pelós, se pasea un cordero de 2 días por el pueblo. En algunas ocasiones se le dislocan los huesos o incluso mueren.

-          Fiesta del sacrificio: Cada año por estas fechas se celebra la Pascua musulmana, también conocida como la “Fiesta del Sacrificio”. Coincidiendo con el final de la peregrinación anual a la Meca se celebra en todo el mundo la Fiesta Mayor del Islam, que también se conmemora en numerosas localidades españolas (como Ceuta, Melilla o Algeciras). En ella los musulmanes matan a miles de corderos por el rito islámico, es decir, degollando al animal.

Cerdos

-          Para los “cerdos engrasados”, se engrasa a los animales y se les suelta para que los participantes intenten capturarlos. Se celebra en Humilladero (Málaga) y otras localidades de Galicia y Andalucía.

cerdos-engrasados

 

-          Cada 17 de enero, rifas de cerdos. En numerosas localidades españolas, coincidiendo con la festividad de San Antón, se procede a rifar animales entre la gente que previamente haya comprado billetes para la rifa. Mayoritariamente se rifan cerdos. Estos sorteos tienen lugar en hasta cuatro Comunidades Autónomas distintas, y en concreto en las localidades de Alcázar de San Juan, El Toboso, Jadraque, Sonseca y Almagro (de Castilla La Mancha); Burgos, Miranda de Ebro, Aranda de Duero, La Alberca, Briviesca, La Bañeza, Mogarraz y Villalbilla de Burgos (de Castilla y León), así como en los municipios de Finestrat (Alicante) y Trigueros (Huelva).Dos de estas rifas (El Toboso y Finestrat) no se llevaron a cabo y una tercera (la de Trigueros) ha sido objeto de la apertura de un expediente sancionador al Ayuntamiento de la localidad por parte de la Junta de Andalucía.

Aves

-          Aves decapitadas: esta práctica consiste en decapitar gallos u otras aves, tales como palomas, patos u ocas.

En la mayoría de casos, las aves se encuentran atadas y colgadas del revés en cuerdas en lo alto de las calles. Para decapitarlas y matarlas se utilizan caballos o yegüas, y encima un humano, y a gran velocidad los agarran del cuello con la mano, sin soltarse. El caballo continúa corriendo, con lo cual el cuello se desgarra y la cabeza separa del cuerpo. Estas fiestas son populares en Extremadura y en localidades como Nalda (La Rioja).

-          En Tordesillas, consiste en que chicas adolescentes con los ojos vendados, jueguen a “romper la olla” pero no golpeando un pieza de cerámica, sino descuartizando a un gallo con una espada.

-          En la localidad de Aduna (País Vasco), hay pollos que son enterrados hasta el cuello, yendo luego aldeanos con los ojos vendados a decapitarlos.

-          Antzar eguna o el día del ganso: Esta celebración se lleva a cabo en Lekeitio, un pueblo costero vizcaíno. Se realiza en el puerto del pueblo donde en un extremo del mismo se ata una cuerda y en la otra punta una serie de hombres tira de ella. En medio de la cuerda se ata un ganso vivo. Las cuadrillas del pueblo van en una barca hasta llegar al ganso y uno de ellos lo agarra del cuello mientras los hombres que están en el puerto tensan la cuerda. De esta manera se eleva al ganso con la persona sujeta a su cuello, con el fin de arrancarle la cabeza.

-          En Carpio del Tajo (Toledo) hay una tradición en la que el rito ancestral consiste en colgar gansos de cuerdas en la plaza del pueblo y los mozos, montados a caballo, tienen que conseguir arrancarles la cabeza. Una vez arrancadas estas cabezas son quemadas y los participantes que han logrado su objetivo consiguen un trofeo.

AVE-ARRANCADO-EL-CUELLO

 

-          En Mallorca, en el pueblo de Pollença se mete un gallo en una caja y se cuelga de un árbol.

Pequeños animales:

-          La tradición de las ardillas y palomas lapidadas se organiza en Robledo de Chavela (Madrid). Consiste en atrapar palomas y ardillas en ollas de barro y que los vecinos les lancen piedras hasta decapitarles o matarles.

Los jóvenes del pueblo lanzan piedras contra un muñeco que ha sido colgado en la plaza y simboliza a Judas. Éste está rodeado de cántaros y los espectadores contemplan con sorpresa el contenido de estos, pues están repletos en su mayoría de ardillas y gatos. La mayoría de estos animales muere en el ritual víctima de las pedradas

-          En la localidad alicantina de Biar, en el marco de sus Fiestas de Moros y Cristianos de mayo, y en concreto en el acto conocido como ‘medició dels espies’, hámsters y otros pequeños roedores son encerrados en una vasija de barro que es violentamente golpeada contra el suelo. Una vez rota la vasija, los animales, asustados o malheridos por el golpe, son lanzados al aire para que menores de edad los atrapen según caigan.

-          “Batalla de ratas”: cada último domingo de enero se celebra la denominada ‘Batalla de ratas’ en El Puig (Valencia). Los quintos del pueblo encierran a ratas en peroles de barro junto a golosinas y caramelos, y luego los rompen a palos. Si los animales no mueren con la caída, los persiguen hasta darles muerte. Los quintos se divierten lanzando las maltrechas ratas, a veces muertas y a veces mal heridas, contra las paredes, los balcones, o se las lanzan unos a otros. Entre los asistentes suele haber numerosos menores de edad, que participan activamente de este macabro espectáculo.

-          En la localidad orensana de Laza se lanzan en las fiestas trapos con  hormigas rociadas con vinagre y harina.

 

 

EUROPA

Cada año, en las zonas costeras de las islas Feroe se lleva a cabo la matanza de miles de delfines por parte de adolescentes que celebran que han llegado a la edad adulta. La ceremonia tiene lugar en primavera cuando los delfines calderones se acercan a las costas, y todo el pueblo se prepara para el “gran día”. Este acto, que se realiza al aire libre y a la vista de todos, se convierte en una fiesta que deja las aguas teñidas de rojo, bañadas de sangre. Se argumenta a su favor, como suele ser habitual, que se trata de una tradición de más de 1.200 años: Lo cierto es que cada año se matan de esta forma entre 1.000 y 2.500 delfines. Los jóvenes se aprovechan de la confianza que estos magníficos animales tienen hacia las personas para poder matarlos.

 delfin3

 

En el pueblo de Brodilovo (a 560 kms de Sofía, capital de Bulgaria), existe una fiesta llamada llamada “El giro del perro” (Trichane Na Kuche) en la cual atan a varios perros de grandes cuerdas que cuelgan sobre el río helado y los hacen girar. Para aumentar la diversión en los días previos al festejo dan de comer a estos perros gran cantidad de alimento y les taponan el ano. Cuando llega el momento del ritual la apretada cuerda que tienen alrededor de su estómago comienza a girar violentamente, aprieta al perro, (a quien le han quitado el tapón del ano) y este gira a toda velocidad sin poder detenerse, evacuando sus heces por todo el sitio mientras la cuerda se desenrolla. La tradición dice que a mayor cantidad de material fecal mejores serán las cosechas ese año en el pueblo.

perro

 

Tradiciones que han dejado de serlo:

  1. La cabra desde el campanario: desde el año 2000, el pueblo de Manganeses de la Polvorosa (Zamora) ya no arroja una cabra desde el campanario de su iglesia. Al menos de carne y hueso. Ahora lanzan una de cartón piedra. Es un ejemplo de cómo la presión social y mediática puede acabar con tradiciones salvajes.
  2. Los gallos de Guarrate: los quintos del pueblo, en Zamora, pasaban a ser hombres montados a caballo y blandiendo una espada. Con ella tenían que descuartizar los gallos colgados en la plaza. Dejaron de hacerlo hace algunos años.
  3. La pava de Cazalilla: desde el siglo XIX los vecinos de esta localidad de Jaén tiraban una pava desde el campanario de la Iglesia. La tradición auguraba buena suerte para quien la atrape, lo que pocas veces ocurría. El Ayuntamiento ha sido sancionado por permitirlo y la fiesta ha dejado de celebrarse.
  4. Peleas de carneros en Iurreta (Vizcaya): a partir de 2007 las peleas han sido canceladas y sustituidas por otras fiestas populares en la zona, como la sokatira. “Desde el departamento de Cultura del Consistorio de Iurreta precisaron que el Ayuntamiento ha tomado esta decisión ante los continuos requerimientos en este sentido de la Diputación Foral de Vizcaya y los departamentos de Agricultura e Interior del Gobierno Vasco”.

Referencias:

http://www.liberaong.org/nota_explotacion.php?id=31

http://faada.org/causas-4-fiestas-populares

http://www.thinkfuture.es/archives/2605

http://www.20minutos.es/noticia/1925964/0/animales/fiestas/maltrato/

 

Este artículo pertenece a la/s categoría/s Entretenimiento, Inicio.